Constantemente sufrimos los intentos de vulneración de los sitios. Estos ataques de fuerza bruta son realizados por bots (programas informáticos que recorren internet), y redes zombie (ordenadores infectados con virus o gusanos) controlados por un hacker.

¿Cómo podemos defendernos? La solución más común es bloquear por ip al atacante.

Pero los ataques de fuerza bruta son capaces de atacar con 90000 direcciones ip diferentes con lo que detectarlos y bloquearlos activando el firewall de seguridad del panel de control no va a ser suficiente. También podemos utilizar otro tipo de armamento como configurar plugins de lucha… esta guerra que parece de ciencia ficción es real.